martes, 5 de octubre de 2010

Sobre asaltos... de los peores.

Los asaltos son, en cierta medida, imprevisibles.

Un derrumbe colosal de ideas, de conceptos, de sentimientos. Todo se mezcla y en el medio nosotros, pobres cristianos, simples víctimas de las circunstancias.

Claro, como todo puede estar peor, podemos decir que el asaltante sea un recuerdo. Un viejo, enmohecido y lejano recuerdo que creímos tirado para siempre pero que simplemente había sido barrido por debajo de la alfombra.

A quién, en el momento más inapropiado y bajo la más patética luz amarilla, no se le llegado de repente la imagen de algo perdido, algo olvidado, una caminata, un atardecer lluvioso o una carta escrita, aun cuando la manía de escribir poco a poco se ha ido perdiendo.

Deberían condenarse como los peores, los asaltos de la memoria.

Los recuerdos llegan, golpean, destrozan y se van tan tranquilamente; que puedo dar fe que son los peores criminales que he conocido: nunca pagaran por su delito.

Sí, es la verdad, también los hay hermosos. Recuerdos bellos que te alegran el alma y te brindan un poco de paz. ¡Ja! También ellos, te lo puedo asegurar, cambiarán de rostro con el pasar del tiempo; también los hermosos recuerdos algún día hacer llorar.

Vaya mierda de texto me ha salido hoy. Quizás es la estúpida lámpara de luz amarilla que ahora mismo tengo en mi cabeza, o el día gris y lluvioso que me regala la Bogotá de estos días.

Yo que sé… simplemente dentro de todos los asaltos de la memoria, recordé que tengo un blog… uno que siempre me espera…uno al que siempre vuelvo.

17 comentarios:

alex dijo...

pues entre salto y salto de memoria, me alegro verte por aquí, y que esa memoria te nos traiga de nuevo..

Un beso cielo

la MaLquEridA dijo...

Y junto con el blog estamos estos seres virtuales que en algún momento parece que de verdad existimos y nos podemos tocar.


Cuídate mucho.

Cuetzpallin dijo...

La luz amarilla y gaseosa, los dias lluviosos y el hábito casi extinto de escribir hicieron la mierda de texto que te salió estuviese al otro extremo del ámbito escatológico.

Las catarsis siempre son buenas, los blogs, para esos son, para esperar el tiempo que sea necesario.

Saludos!!

anapedraza dijo...

Ya era hora que te acordaras del blog...

Pero se te perdona.

Miguel

Thiago dijo...

Cariño mío, cómo te echo de menos... con tus reflexiones (un poco pesimistas, es verdad) y tus historias y tus cuentos... y ya no digamos nada de tus dibujos, si hasta tuve que cambiar de encabezado ya...


y es que me tenías abandonado, pero vueno, como el blog, me conformo con saber que de ven en cuando vuelves a mi, jaaja


Eso de que los pensamientos son los peores criminales qeu nunca pagan por sus fechorías, es, cari, muy literario, jaaja


Bezos

Quike dijo...

Angelito lindo, a ver si la semana que viene nos tomamos algo que no nos vemos desde que vivía en la 167!

Sandum dijo...

Pues excelente regreso... :) Saludos! Y gracias por acordarte de mí a pesar del tiempo, espero que sigas escribiendo.

Vicky dijo...

A-salto ¿memoria? Quien sabe... resumiría el dilema humano en dos palabras: omnipotencia y ubicuidad.

Lo hermoso de las traiciones de la memoria, es que de alguna forma nos hace recordar inclusive lo empolvado que aunque doloroso y cuasi criminal, nos rescata del presente y nos recuerda lo que algún día fuimos.

El recuerdo es la capacidad de transmutar épocas inexistentes en hechos concretos, en personajes, en reencuentros y por qué no, en letras y nostalgias.

NewSaint73 dijo...

guelkome bac....jajaj...pilas que lo que no se usa se atrofia...y bueno de cuando en cuando una visita a los cibervisitantes no taria mal..

Chau que estudies montones...

NewSaint73 dijo...

guelkome bac....jajaj...pilas que lo que no se usa se atrofia...y bueno de cuando en cuando una visita a los cibervisitantes no taria mal..

Chau que estudies montones...

Joey dijo...

A veces los asalotso nos recuerdan que nuestra condicion humana es deobjetos que a la larga son ajenos,o son arrebatados por aslatantes u olvidados por la larga barba del tiempo.

Siempre me alegra leerte de nuevo

Ana dijo...

vaya entrada! estamos en las mismas condiciones... quiza no fue una luz amarilla... ni un dia nublado lo que me hizo acordarme de que tengo un blog...
es un sin numero de recuerdos y eventos pasados que no se como plasmarlos en mi espacio... quiero escribirlos y no se por donde empezar...
lo que si estoy segura es que tu luz amarilla me trajo aqui...
gracias por pasar y dejarme saber que aun estas para mi y para los que te siguen...
me siento especial...
abrazotes
=)
p.d. y que tal la escuela?

Edgard dijo...

Aquí hay un blog que siempre sigue esperándote.- No te juzgará.- Siempre estará dispuesto a mostrar lo que le mandes decir.-

Y cuando te asalte eso de "cuando tengo tiempo no tengo ganas, y cuando tengo ganas no tengo tiempo"... siempre seguirá esperándote.-

Un abrazo fraternal.

Juan G. Rivero dijo...

Hola, me llamo Juan Guillermo y pues te mando este mensaje para decirte que me llama la atención tu blog y pues al igual yo también tengo uno y por supuesto quería saber y estarías interesado en que intercambiáramos enlaces ya que es algo que nos beneficencia a los dos..
Si aceptas me puedes mandar un mensaje a mi correo JuanGuillermoRiveroBloggers@gmail.com y pues de una te dejo la url de mi blog para que le des un vistaso. http://rincomjuegos.blogspot.com/
Saludos :D

Sixpence Notthewiser dijo...

Te tengo abandonado, angelito. Algo hare, te lo prometo.

xoxo

Edgard dijo...

No soy partidario de los convencionalismos, y creo que para la vida, la única diferencia entre el 31 de diciembre y el 1° de enero, consiste en apenas unas diferencias de horas.-

Pero de todos modos, y como nos toca sobrevivir en medio de estas sociedades convencionales y rituales, te dejo, desde mi mas profunda sinceridad, mis deseos de que tengas ¡¡buen fin y mejor principio!!.-

Un abrazo fraternal.

Alejandro Lagos Estevez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.